Immigration & International business lawyers | +34 944 055 838

La Comisión informa sobre los riesgos de los programas de residencia y ciudadanía para inversores en la UE

Por primera vez, la Comisión ha presentado un informe exhaustivo sobre los programas de residencia y ciudadanía para inversores que gestionan varios Estados miembros de la UE.

El informe describe las prácticas existentes e identifica determinados riesgos que tales programas entrañan para la UE, en particular en lo que respecta a la seguridad, el blanqueo de capitales, la evasión fiscal y la corrupción. El informe concluye que la falta de transparencia en la gestión de los programas y la falta de cooperación entre los Estados miembros agravan aún más estos riesgos.

Programas de ciudadanía para inversores («golden passports»)

En la UE, tres Estados miembros (Bulgaria, Chipre y Malta) aplican actualmente programas que conceden a inversores la nacionalidad de estos países en condiciones menos estrictas que los regímenes de naturalización ordinarios. En estos tres Estados miembros no existe ninguna obligación de residencia física para el individuo ni el requisito de tener otros vínculos reales con el país antes de obtener la nacionalidad.

Programas de residencia para inversores («golden visas»)

Los regímenes de residencia para inversores, aunque son diferentes de los programas de ciudadanía en lo que se refiere a los derechos que conceden, plantean según la Comisión, riesgos de seguridad igualmente graves a los Estados miembros y a la UE en su conjunto. Un permiso de residencia válido otorga a un nacional de un tercer país el derecho a residir en el Estado miembro en cuestión, pero también a viajar libremente por el espacio Schengen. Si bien el Derecho de la UE regula las condiciones de entrada para determinadas categorías de nacionales de terceros países, la concesión de permisos de residencia para inversores no está actualmente regulada a nivel de la UE y sigue siendo una competencia nacional. En la actualidad, veinte Estados miembros tienen estos programas, a saber: Bulgaria, Chequia, Chipre, Croacia, Eslovaquia, España, Estonia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía y el Reino Unido. El informe de la Comisión indica los siguientes motivos de preocupación:

Controles de seguridad: el Derecho de la UE impone determinadas obligaciones en materia de seguridad que deben cumplirse antes de expedir un visado o un permiso de residencia a inversores extranjeros. Sin embargo, no se dispone de información sobre la aplicación práctica y la discrecionalidad en cuanto a la manera en que los Estados miembros abordan las cuestiones de seguridad.

· Requisito de residencia física: los permisos de residencia obtenidos por razones de inversión, con una presencia física limitada o nula del inversor en el Estado miembro en cuestión, podrían tener repercusiones en la aplicación de los derechos asociados al estatuto de residente de larga duración de la UE, y pueden incluso ofrecer una vía rápida a la ciudadanía nacional y, por ende, de la UE.

· Falta de transparencia: el informe hace hincapié en la falta de transparencia y supervisión de los sistemas, en particular en lo que se refiere al control y la falta de estadísticas sobre el número de personas que obtienen un permiso de residencia a través de estos programas.

La Comisión en sus conclusiones indica que la concesión de la nacionalidad para inversores y los planes de residencia plantean riesgos para los Estados miembros y la Unión en su conjunto, incluyendo riesgos para la seguridad, lavado de dinero, corrupción, elusión de las normas de la UE sobre evasión fiscal.

Los riesgos antes mencionados se acentúan aún más por las deficiencias en el transparencia y control de tales esquemas. El estudio encargado por la Comisión muestra que el información disponible en la concesión de la nacionalidad y autorizaciones de residencia por parte de los Estados miembros es incompleta.

La Comisión supervisará las medidas adoptadas por los Estados miembros para garantizar la transparencia y buen gobierno en la implementación de los esquemas, con vistas a abordar, en particular los riesgos de infiltración de  grupos del crimen organizado en la UE.

Informe:    Investor Citizenship and Residence Schemes in the European Union 23.1.2019

Por |2019-01-24T13:28:24+00:0024 enero,2019|Unión Europea|Sin comentarios