Hoy ha entrado en vigor la reforma del reglamento de extranjería, modificado a través del Real Decreto 629/2022, de 26 de julio, por el que se modifica el Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, tras su reforma por Ley Orgánica 2/2009, aprobado por el Real Decreto 557/2011, de 20 de abril.

Según la exposición de motivos, el objetivo que se pretende con esta reforma es hacer frente de forma ágil a los crecientes desajustes del mercado de trabajo español asociados a la escasez de mano de obra desde el ámbito migratorio, así como dar respuesta a situaciones preexistentes no resueltas con la actual normativa reglamentaria, desde la plena salvaguarda de las condiciones laborales.

Se destaca lo siguiente:

  • La entrada en vigor de la reforma será el 16 de agosto.
  • Se actualizan las figuras de arraigo laboral, social y familiar, así como la reagrupación familiar. El objetivo es facilitar la incorporación al mercado laboral de las personas que residen en el país.
  • La reforma mejora la normativa para favorecer la permanencia de los estudiantes extranjeros en España: se les permitirá compaginar la formación con el trabajo siempre que no se superen las 30 horas semanales y se eliminan las restricciones que tienen ahora para incorporarse al mercado laboral tras acabar los estudios.
  • Se añade una nueva autorización de residencia por arraigo para la formación.
  • Se racionaliza el sistema de Contrataciones en Origen. Figuras como el Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura se actualizan para generar un mecanismo ágil y eficaz para gestionar las necesidades reales de las empresas. Por todo ello se propone reformar la determinación de la situación nacional de empleo, recogida en el artículo 65 del Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, de cara a conformar un Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura que permita una fotografía más exacta de las necesidades del mercado de trabajo.

 

Real Decreto 629/2022, de 26 de julio, por el que se modifica el Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, tras su reforma por Ley Orgánica 2/2009, aprobado por el Real Decreto 557/2011, de 20 de abril.