Publicada finalmente la Ley 29/2015, de cooperación jurídica internacional en materia civil

Posted by on 3 agosto, 2015 in Litigios y arbitraje | 0 comments

Imge courtesy of xedos4 at freedigitalphotos.net

Imge courtesy of xedos4 at freedigitalphotos.net

Con un retraso de al menos 15 años, el pasado 31 de julio se publicó en el BOE la Ley 29/2015 sobre cooperación jurídica internacional en materia civil. Esta ley ha venido a cubrir, por fin, la laguna legal existente en España en relación a la ley aplicable tanto a los actos de comunicación de documentos judiciales y extrajudiciales como a la práctica y obtención de pruebas en el extranjero o la ejecución de decisiones judiciales extranjeras.

La misma Entrará en vigor a los 20 días de su publicación.

La ley da cumplimiento a un mandato ya contenido en la disposición final vigésima de la Ley1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, que por otra parte estaba pendiente desde la promulgación de la Ley Orgánica del Poder Judicial en el año 1985.

Tal y como se detalla en la exposición de motivos, la Ley 29/2015 se aplica en materia civil y mercantil con independencia de la naturaleza del órgano jurisdiccional, incluyendo la responsabilidad civil derivada de delito y los contratos de trabajo.

El título I de la ley regula el régimen general de la cooperación jurídica internacional y se aplica a las solicitudes de cooperación jurídica en materia de notificación y traslado de documentos judiciales y extrajudiciales y respecto a la obtención y práctica de la prueba. En los capítulos II, III y IV del título I se regulan los requisitos especiales relativos, respectivamente al ámbito de las notificaciones de documentos judiciales y extrajudiciales y a la obtención de pruebas.

El Título II y III regulan la prueba del Derecho extranjero y su información.

El Título IV se encarga de regular la litispendencia y de la conexidad internacionales.

Las normas que integran el Título V suponen una revisión de conjunto del sector del reconocimiento y ejecución de decisiones extranjeras. El proceso judicial de exequátur es una de las piezas claves del texto y una de las áreas más necesitadas de reforma en la legislación española. La vigente Ley1/2000, de7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, derogó la anterior Ley de Enjuiciamiento Civil, aprobada por Real Decreto de3 de febrero de1881, con la excepción, entre otras normas, de los artículos 951 a 958, sobre eficacia en España de sentencias dictadas por órganos jurisdiccionales extranjeros, que quedaron en vigor hasta la vigencia de la Ley sobre cooperación jurídica internacional en materia civil.

Para el diseño de un nuevo proceso judicial de exequátur se han tenido en cuenta las más actuales corrientes doctrinales así como las concreciones legislativas más recientes que, a modo de ejemplo, surgen de la normativa de la Unión Europea, y de ejemplos puntuales de la reciente normativa contenidos en textos como la Ley22/2003, de 9 de julio, Concursal, la Ley 54/2007, de 28 de diciembre, de Adopción Internacional, y la Ley 20/2011, de21 de julio, del Registro Civil.

Las normas que integran el título V  tratan de un ámbito especialmente relevante habida cuenta que en los tratados y reglamentos de la Unión Europea rige el principio de reciprocidad, de forma que sólo son aplicables respecto a resoluciones judiciales originarias de Estados parte en dichos instrumentos y relativas a  materias cubiertas por los mismos. Son, por tanto, muy frecuentes los supuestos en los que habrá de aplicarse la normativa interna.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *