La Cámara de Comercio Internacional publica una serie de principios para la negociación de contratos internacionales

Posted by on 2 junio, 2015 in Contratación Internacional | 0 comments

A la complejidad que por si entrañan los contratos internacionales, se le suma la negociación entre personas de procedencias distintas, con una cultura de negocios diversa, lo cual acarrea en ocasiones el no llegar a un entendimiento que desemboque en la firma del contrato.

Photo by patrisyuEs por eso importante informarse previamente de los usos y costumbres de la otra parte al objeto de poder llegar a un mejor entendimiento. No obstante en la mayoría de los casos no se suele tener en cuenta estos aspectos, enfocando la negociación única y exclusivamente en el clausulado del contrato.

En todo caso es importante atenerse a unos principios en los que basar toda negociación, al objeto de poder manejar mejor el resultado en el ámbito de la contratación internacional.

Para este objetivo puede ser muy útil una breve guía publicada por la Cámara de Comercio Internacional (CCI), que recoge una serie de principios a tener en cuenta en la negociación comercial internacional.

Además cada vez con más asiduidad las empresas se ven inmersas en relaciones y acuerdos comerciales duraderos que implican que estos tengan que evolucionar con el tiempo (contratos de distribución, suministro, joint-ventures), en tales situaciones una relación respetuosa y comunicativa con el socio puede constituir un gran activo.

Estos principios recogidos por la CCI son validos tanto para empresas pequeñas como medianas o grandes, puediendo aplicarse independientemente de la magnitud del acuerdo.

Entre los principios se recogen 11 cuestiones a tener en cuenta como; la preparación previa a la negociación, la toma en consideración de las diferencias culturales, la organización de agendas y horarios, la organización de los recursos humanos destinados a la negociación, la creación de relaciones basadas en la honestidad, fiabilidad e integridad, el manejo de las emociones, la flexibilidad, la adopción de objetivos realistas, la revisión del contrato o estar preparardo para el caso en que no se llegue a un acuerdo.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *