El contrato de escrow o depósito de código fuente

Posted by on 14 noviembre, 2014 in Comercio electrónico y nuevas tecnologías | 0 comments

Es aquel por el cual las partes del contrato, a modo de garantía, acuerdan depositar el código fuente, código objeto y documentación técnica de un programa de ordenador (software) en manos de una tercera persona, para que la entregue a una de las partes en caso de que acontezcan las eventualidades descritas en el mismo.

Green Binary Circuit Background Shows Matrix Or Computer Program- by Stuart MilesEl contrato tiene como objeto el depósito (en un CD u otro soporte) por parte del proveedor (licenciante) del código fuente del programa en un tercero, para asegurar que el cliente (licenciatario) tenga acceso al código fuente en el caso de que el proveedor no sea capaz de desarrollar, implantar o mantener el software en un futuro. Si, por ejemplo, la empresa licenciante quiebra o entra en concurso de acreedores, el tercero depositario de confianza tendrá la obligación de entregar el código fuente, documentación y material complementario al licenciatario para que este pueda seguir manteniendo y actualizando el software.

Por tanto la empresa informática es la obligada a entregar el código fuente, el código objeto y la documentación complementaria al depositario, normalmente una empresa o notaría (escrow agent), para el caso de que las eventualidades especificadas en el contrato ocurran (quiebra, fusión de empresas etc).

Es una manera de mitigar el riesgo cuando dos o más partes negocian una licencia de software. En última instancia, el contrato de depósito de código fuente aporta confianza entre los desarrolladores y usuarios de software. Los desarrolladores protegen sus activos (derechos de propiedad intelectual), mientras estén en posición de demostrar que tienen una solución para el soporte del software a largo plazo, y los usuarios pueden comprar ese software sin tener que preocuparse por el futuro acceso al código fuente, para el caso de que se produzcan desastres, o se necesite el mantenimiento o mejora del software.

Es especialmente recomendable firmar un contrato de código fuente cuando:

– El software o la tecnología empleada es estratégica para el negocio del cliente.

– Un número considerable de trabajadores de la empresa la utilizan.

– La tecnología tiene un impacto directo en los clientes del usuario del software.

– Cuando la tecnología empleada es dificil o costosa de reemplazar.

– Cuando lleva incorporada tecnología de terceros proveedores.

– Cuando el cliente está manteniendo una estrategia de control del riesgo.

 

 

 

 

Photo by: Stuart Miles

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *